Estas ‘joyitas’ son famosas por robarse varias motos en Yopal y Paz de Ariporo

 

 

(Foto Archivo)

La Policía, Sijín y la Fiscalía le dieron un duro golpe a los delincuentes dedicados a robarse motocicletas, intimidando a sus víctimas. El Gordo, Soldado y Tato era el trío que se había convertido el dolor de cabeza de los motociclistas.

En medio de varios seguimientos, inteligencia e investigación y en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, las autoridades  recaudaron el suficiente material probatorio para dar con la captura de los sujetos, para la cual presentaron una orden de captura señalándolos de ser “Los Haladores”.

“Los Haladores” se dedicaban al hurto de motocicletas mediante atraco  a mano armada en Yopal y Paz de Ariporo. Señala la investigación que estos delincuentes intimidaban a sus víctimas con armas y les obligaban a despojarse de las motocicletas, llevándose consigo además todas las pertenencias.

Así estaban compuestos:

Alias  “El Gordo” tiene 27 años de edad y es nacido en Yopal, fue identificado por las autoridades como cabecilla de la banda delincuencial. Paradójicamente  tenía antecedentes por delitos de Hurto Calificado y Agravado.

El segundo en la red es alias “El Soldado”, recién había cumplido los 19 años de edad y era proveniente de Maní. Este se desempeñaba como atracador y tampoco tenía limpia la hoja de vida pues presentaba una larga lista de antecedentes, entre las cuales registra cuatro delitos como Tráfico, Fabricación o Porte de Armas de Fuego y Hurto Calificado y Agravado.

El último, pero no menos peligroso sería alias “Tato”, un menor de 16 años de edad, también yopaleño, quien se dedicaba a asaltar a los conductores de motocicletas, y siguiendo el modus operandi de sus compinches, despojaba a los mismos de sus propiedades. Paradójicamente este pequeño criminal tenía un prontuario delictivo más amplio que sus ´socios’, pues registra siete apariciones en antecedentes, por delitos como Receptación y Hurto Calificado y Agravado.

Los tres señalados serán presentados ante un juez para que defina la suerte de los mismos.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  • Lunes: En Familia con La Reportería


    Martes: El Parche de La Reportería


    Miércoles: Opinión: Las Cosas Como Son


    Jueves: Inclúyete con La Reportería


    Al Desnudo en La Reportería