Inexperiencia de funcionarios y deficiencias rajan a Hato Corozal en auditoría

En un hecho sin antecedentes, el municipio de Hato Corozal, por primera vez es motivo de una auditoría por parte de la Contraloría Departamental de Casanare, que encontró en el ejercicio, un resultado con deficiencias, con baja calidad del control fiscal y presuntos incumplimientos de las normas contractuales.

Así se lee en el informe final de auditoría de la Contraloría Departamental de Casanare, donde se establece que la vigencia auditada corresponde al último año del periodo institucional 2016-2019, que tuvo como dificultad, que los funcionarios de la actual administración son nuevos y no conocen en detalle situaciones de funcionalidad de la anterior administración, hecho que dificultó la deducción sobre las fortalezas y falencias de los procesos que se adelantan.

Se destaca en este informe, que la Alcaldía de Hato Corozal no ha sido objeto de auditorías en años anteriores, razón por la cual no se presenta seguimiento a planes de mejoramiento y/o similares.

En cuanto a la evaluación del control interno en la Alcaldía de Hato Corozal, la Contraloría Departamental, la aprecia con un resultado “con deficiencias”, a pesar que la administración cuenta con mecanismos de control institucional, pero éstos no son eficaces por situaciones de operatividad y ajuste  de las normas que regulan el control fiscal; lo anterior, conlleva a calificar la calidad del control fiscal interno, aplicado a los asuntos auditados como “Baja” y su eficacia como “Deficiente”.

 

Como resultado de la auditoría, la Contraloría Departamental de Casanare constituyó 10 hallazgos administrativos de los cuales 2 tienen presunta incidencia disciplinaria, y 1 incidencia fiscal.

Aclaró la Contraloría Departamental, que el municipio de Hato Corozal, dentro de los ocho días hábiles siguientes a la fecha de notificación del informe, elaborará y presentará un plan de mejoramiento para subsanar las falencias administrativas, entre otras, relacionadas con la publicación oportuna de contratos y el cumplimiento de la gestión ambiental, pues de acuerdo al informe, el municipio no cumple con la asignación mínima de los ingresos corrientes destinados al medio ambiente.

Del resultado obtenido por el municipio de Hato Corozal para la vigencia 2019, se concluye que es necesario un esfuerzo mayor por parte de la administración para mejor el indicador de desempeño institucional, ya que se está por debajo del 50% del valor máximo del mismo, situación que es concordante con el resultado obtenido en la evaluación de riesgos y controles, la cual arrojó una calificación final del control interno “con deficiencias”.

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  • Lunes: En Familia con La Reportería


    Martes: El Parche de La Reportería


    Miércoles: Opinión: Las Cosas Como Son


    Jueves: Inclúyete con La Reportería


    Al Desnudo en La Reportería