¿Vivienda sinónimo de política en Casanare?


Trabajo periodístico de  La Reporteria y periodistas del noticiero Contacto Noticias de
Violeta StereoEn temporada de elecciones, en Casanare se ha presentado el fenómeno de la proliferación de los urbanizadores piratas y  la forma de crecimiento desorganizado de Yopal, lo demuestra.En el 2011 se denunciaron ante la Fiscalía General de la Nación varios proyectos de vivienda ilegales,  pero poco se ha sabido del avance de esas investigaciones. Dentro de las denuncias, aparece una ante Manuel Enrique Albarracín, candidato a la Cámara de Representantes por el partido Liberal. Fue tal la situación que en ese instante (2011), el coronel Nelson Rincón Laverde, comandante de Policía de Casanare, remitió un  oficio a la entonces alcaldesa de Yopal, Fernanda Salcedo, en el que dejaba en evidencia la proliferación de proyectos  de loteo ilegales, que ascendían a 21.000 millones de pesos.Se evidencia  en el oficio 2004 / DECAS – SIPOL – 20.27  de 29 de julio de 2011 que este modus operandi,  era aplicado por candidatos a Corporaciones municipal y departamental, quienes prometían soluciones de vivienda a cambio de votos.En ese oficio se reseña  a la Fundación Nueva Granada, proyecto que fue denunciado ante la Fiscalía General de la Nación, el 3 de febrero de 2011.Dentro de los documentos soporte de las denuncias, en ese momento se anexaron promesas de compraventa, en donde aparece el nombre del señor Manuel Enrique Albarracín, quien para la época, era candidato a la Asamblea. (Foto1)El 1 de septiembre de 2011, en el noticiero Contacto Noticias de Violeta Stereo,  en entrevista con el periodista César Colmenares, Manuel Enrique Albarracín (hoy candidato a la cámara de representantes por el partido Liberal), dijo “en su momento nosotros inicialmente  quisimos iniciar un proyecto de vivienda, pero después cuando ya nos dimos cuenta que de pronto íbamos, que estábamos desorientados un poco, decidimos concertar con los usuarios y que fuera un proyecto productivo porque hacia ese sector se va la ciudad” (Audio1)Ese proyecto al que se refirió en la entrevista del 1 de septiembre de 2011, Albarracín afirmó que  costaba cerca de 3.000 millones de pesos. (Audio2)En la misma entrevista, Manuel Enrique Albarracín, indicó  que tenía derecho a equivocarse. “Inicialmente tuve una iniciativa, iniciativa que fue totalmente replanteada y que yo no hago parte de ese proceso y que ningún momento he venido promoviendo la parte personal ningún tipo de  presiones contra el electorado de Casanare ni de Yopal y no son cosas mías y la necesidad de  vivienda es existentes”. (Audio3)Bajo esas consideraciones quedan algunas inquietudes. Siendo Administrador Público, al parecer Manuel Enrique Albarracín, desconoció normas vigentes en el 2011.Una de ellas es que en la normatividad del momento (2011), como el Acuerdo 012 del plan básico de ordenamiento territorial, que permitía la venta de lotes en el área rural en una proporción de 3 hectáreas y no como se evidencia  en una promesa de compraventa  del 21 de diciembre de 2010, en donde se  reseña un lote de 119 metros cuadrados. (Foto2)Otro de los aspectos que al parecer se obvió, es el lleno de requisitos para lotear. El terreno que estaba a la venta, no contaba para la época (2011) con licencias de urbanismo y según la Ley 599 del 2000, al incumplir la norma, la sanción podría ser la  prisión.Bajo estos antecedentes, la pregunta es cómo un profesional de muy altas capacidades, aparentemente incumple la Ley y con un discurso manejado desde las necesidades de la gente, sigue siendo candidato, esta vez,  a la Cámara de Representantes.Otras investigaciones que se adelantan a los demás candidatos, se puede encontrar en el siguiente link

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  • Lunes: En Familia con La Reportería


    Martes: El Parche de La Reportería


    Miércoles: Opinión: Las Cosas Como Son


    Jueves: Inclúyete con La Reportería


    Al Desnudo en La Reportería