Aguazul: casas en el aire

En las instalaciones de la Casa de la cultura de Aguazul, se viene realizando un debate de control político a la evidente problemática de vivienda que se registra en el municipio arrocero. Manifestó el alcalde Fernando Camacho que hay preocupación por contratos no celebrados con el municipio sino con el departamento. «Aunque no fue con nosotros esos contratos, si nos preocupa». El alcalde Camacho, dio la explicación de contratos y convenios en los que han aportado recursos de la Nación, el municipio y la Gobernación. Describió el mandatario, las fechas de suscripción que datan del 2008 en adelante. Dijo el mandatario que se presentan varios inconvenientes, incluso en convenios suscritos en el 2010 para beneficiar a la comunidad aguazuleña con subsidios de vivienda, pero los predios ni siquiera han sido intervenidos. «Se entregaron lotes en sitios que nos son urbanizables y con menos del área que la determinada por la Ley. Esa administración entregó los lotes el 31 de diciembre de 2011», sostuvo el alcalde Fernando Camacho. A su vez, el vocero de la Gobernación de Casanare, se refirió a los datos expuestos por el alcalde Camacho. Indicó que el departamento ya ha asumido la interventoría de algunos contratos y también se han reunido con algunos contratistas, para dar mayor celeridad a los procesos. «La vivienda es la diferencia entre la salud y los problemas físicos. Estoy interesado en solucionar el problema con toda la paciencia y agilidad», aseguró el funcionario. Con la realización del debate, la comunidad se mostró esperanzada en que se «desenrede» la madeja que demuestra una evidente falta administrativa que hoy, los tiene con sus casas en el aire. 

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  • Lunes: En Familia con La Reportería


    Martes: El Parche de La Reportería


    Miércoles: Opinión: Las Cosas Como Son


    Jueves: Inclúyete con La Reportería


    Al Desnudo en La Reportería