Fútbol de ciegos: un deporte para ver

Por: John Alexander Díaz

17 de agosto de 2021

Los anteriores fines de semana se jugaron en Bogotá el Campeonato de verano y el Torneo Distrital, que reúne a los mejores equipos de Bogotá, Cundinamarca y la región, para disputar el torneo de fútbol de ciegos que aunque parezca curioso que los ciegos jueguen al fútbol, verdad es, que si lo hacen y de manera competitiva.  

El fútbol de ciegos se juega hace más de cuarenta años en Colombia, tiene antecedentes en países de Europa y en Latinoamérica en Argentina y Brasil. Sin embargo aunque las personas ciegas practiquen este deporte, la verdad es que todavía muchas personas en el país no conocen cómo se practica, cuáles son sus reglas y a dónde pueden asistir para verlos jugar.

En los últimos gobiernos en Bogotá se adaptó una cancha de este fútbol para que las personas con esta discapacidad pudieran competir, y es en este escenario deportivo en el que los distintos equipos de la capital van a entrenar entre semana, realizan sus campeonatos y en donde también asiste la selección Distrital de futbol cinco para ciegos. Selección que compite a nivel nacional con otras selecciones de los demás departamentos.

Aunque muchos de estos deportistas se preparan para la competencia yendo al gimnasio, preparándose para la alta competencia estudiando las estrategias y las tácticas deportivas, los equipos no han conseguido tener patrocinios que les estimule la participación, el distrito invierte poco en los campeonatos y falta mayor compromiso por parte de las organizaciones de personas con discapacidad visual, los institutos que trabajan para ellos y de la difusión y visibilización de este deporte como práctica competitiva de la que salen los mejores para constituir la selección Colombia para este deporte: -por supuesto, porque también existe.

Estos dos fines de semana fueron de espectáculo, al ver llegar personas ciegas de todas las edades venidas desde los distintos barrios de la ciudad al parque Industrial cerca a la estación Industrial de Transmilenio; estrellas del fútbol cinco para ciegos que cambiaron sus vestidos de diario por uniformes de fútbol, dejaron sus bastones blancos a un lado para correr detrás de un balón, se pusieron sus vendas sobre los ojos para que aquel que ve un poco no tenga ninguna ventaja sobre los otros (esto dice el reglamento) se pusieron sus tenis de acuerdo a cada estilo y al sonido del pito inicial arrancaron detrás de un balón que suena; por su puesto al que haga más goles, porque de esto se trata este deporte, como cualquier otro juego de fútbol.

Un arquero que ve, cuatro jugadores completamente ciegos por las ventas, uniforme bien puesto, un balón sonoro de cuero, una cancha encerrada a los laterales para retener el balón y para que el juego no se detenga tan fácil, con un Árbitro que no permite jugadas sucias ni patadas intencionales -ah, porque la ceguera no es una excusa.

Los nombres de estos equipos se sacan de los animales más aguerridos: Escorpiones, de las estrellas de la salsa: La Fania, de las localidades de la ciudad: Real Puente Aranda, de algunas de las instituciones a los que algunos pertenecen: AndeCRAC, la Unión entre otros, en el que cada uno de ellos cuenta con sus propias estrellas a las que les exigen resultados, porque al mejor estilo del programa de televisión de los Súper Campeones o la canción del Doctor Crápula, cada uno es Benji Price o el Pibe de su barrio, poseídos con el espíritu deportivo que los quiere ver ganar.

 Si bien, aunque el público sigue siendo poco a pesar del paso de los años en que este deporte sigue atrayendo a los jóvenes ciegos del país, ellos se seguirán reuniendo para dejar que el espíritu de la competencia los ilumine, el balón les invite a perseguirlo e impactarle su mejor patada, las canchas les exigen los mejores goles, pero sobre todo, mantener vivo este deporte que tanta adrenalina les garantiza.    

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *