Por siempre gracias: Caterine Ibargüen se despide de los juegos Olímpicos Tokio 2020

Sin duda alguna, Caterine Ibargüen se ha convertido en la atleta colombiana más importante en la historia de los juegos olímpicos consiguiendo dos medallas de oro en Londres 2012 y Rio 2016. La reina del Salto triple ha llegado a conquistar grandes ligas y medallas para Colombia. Aunque esta última justa deportiva no logró conquistar ninguna presea, con la cabeza en alto, la urabeña se despidió de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 después de ocupar la décima posición en la ronda final del salto triple con un registro de 14.25 metros.

El Comité Olímpico rindió un homenaje a Caterine Ibarguen

Desde que tenía 14 años, Ibargüen ya soñaba con entregarle grandes triunfos a su país, por eso a su corta edad decidió irse a preparar a la ciudad de Medellín, donde vieron su gran talento y a pesar de ser menor de edad fue aceptada en la Villa Olímpica donde se especializó en tres disciplinas: salto alto, salto largo y salto triple, siendo este último el que la llevaría al trono.

La Urabeña nunca se ha conformado y siempre va con el objetivo de ganar, por eso a la edad de 24 años ya había roto la marca nacional en salto alto, había ganado el título en un campeonato sudamericano de atletismo, una medalla de oro en los Bolivarianos de 2001 y había participado en los juegos de Atenas 2004, a pesar de que su objetivo era los Juegos Olímpicos Beijing 2008, no logró clasificar, hecho que le frustró tanto que pensó en retirarse de este deporte.

A pesar de esa derrota, la reina del salto Triple replanteó su vida y decidió irse a entrenar a Puerto Rico, donde además comenzó a estudiar Enfermería. Desde allí se convertiría en la auténtica reina cosechando triunfos que hoy la catalogan como la atleta colombiana más importante de la historia y no es para menos, en 2011 con 27 años, ganó la medalla de bronce en el mundial de atletismo, luego obtuvo la medalla de oro en el Suramericano y en el Panamericano de Guadalajara. En el 2012 llegaría su primera presea olímpica, medalla de plata en Londres y en el 2013 se corona campeona mundial de atletismo en Moscú.

Luego vendría su mejor racha, al entrar por la puerta grande a la liga diamante con 34 triunfos, siendo invicta hasta junio del 2016, aun así, eso no la detuvo y la motivo para los juegos Olímpicos de Rio 2016 donde se consagro con la campeona con la medalla de Oro, la medalla más significativa Colombia en la historia.

Caterine Ibargüen sin duda pasará a la historia del salto triple en Colombia, por convertirse en ese referente para una generación que sigue sus pasos y saltos, y motivar a grandes estrellas de esta disciplina deportiva que empiezan a cosechar sus triunfos como la venezolana Yulimar Rojas que hoy ganó la medalla de oro batiendo récord olímpico y mundial.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *