Nuevos líos para el alcalde de Maní ante la procuraduría

La Procuraduría Regional de Casanare, ordenó abrir indagación preliminar en contra del alcalde de Maní (Casanare)  Jersson Esneider Montoya Hoyos, por presuntamente faltas en el orden disciplinario en asuntos de contratación. A la investigación se suman los concejales Evaristo Salinas Rincón y Wilder Alexander García.

Según el documento emitido por la Procuraduría General de la Nación, con número de radicado D-2020-1591364,  el procurador Yamil Eduardo Álvarez Castro, solicitó determinar si Jersson Montoya, Evaristo Salinas y Alexander García habrían transgredido las disposiciones del código único disciplinario, al contratar a Esperanza Hernández Chavita y Yeny Lezaida Ortíz, quienes al parecer, serían las esposas de los concejales., como lo han denunciado ante las autoridades algunos veedores de dicho municipio. De hecho, el Artículo 1 de la Ley 1296 de 2009, prohíbe que las compañeras permanentes de los concejales sean contratadas en la administración del mandatario que es objeto de control político, lo que sugiere un grave conflicto de intereses.

Antecedentes

Cabe recordar que, los dos concejales de Maní actualmente enfrentan demanda de pérdida de investidura ante el Consejo de  Estado, por el mismo hecho.

Según Humberto Tello, abogado de los denunciantes, “los presuntos responsables del hecho, han intentado desvirtuar su presunto vínculo marital, allegando declaraciones notariales, casualmente realizadas por ambos concejales y sus compañeras permanentes ante la notaría de Trinidad Casanare”.

Para Tello Ramírez, “causa sospechas que los concejales y las que serían sus compañeras sentimentales, se desplacen hasta Trinidad a realizar trámites notariales, cuando a pocos minutos, en Aguazul, pudieron haber hecho el procedimiento”.

No es la primera vez que el concejal  Wilder Alexander García, está en el ojo del huracán, el cabildante actualmente se encuentra privado de la libertad por el presunto delito de violencia intrafamiliar, de acuerdo a denuncia que instauró Yeny Ortiz, quien es conocida como su compañera permanente.

En caso que el ente de control evidencie que haya responsabilidad sobre los investigados, estos podrían ser objeto de sanciones de tipo disciplinario que puede ir desde la suspensión de sus funciones, hasta la destitución e inhabilidad para ejercer cargos públicos y contratar con el Estado.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *